Suscríbete a HUMA3


Sólo títulos

Los elegidos


Huma3 colabora con

VIENNA FAIR
VOLTA 10
Art Monaco 2014
HUMA3 Kindle Version
HUMA3 ART MAGAZINE N.4
Spabogados

Efemérides

El 21 de Abril de

1806 nace el pintor Petrus van Schendel en Terheyden, Holanda. Sus temas preferidos fueron los bíblicos y los retratos; famoso por sus escenas " a la luz de la luna"

NOVEDADES: Podrás acceder libremente a todos los artículos que tengan más de un mes de antigüedad. Pero si quieres leer los artículos más recientes y estar actualizado a diario, necesitas una suscripción. Ampliar....

Seurat, Signac y el neoimpresionismo

Impresionistas - Viernes, Noviembre 21, 2008
Seurat, Signac y el neoimpresionismo
Bajo la curaduría de la estudiosa francesa marina Ferretti Bocquillon, la muestra está centrada en las figuras de Georges Seurat y Paul Signac. Presenta una selección de sus extraordinarias pinturas procedentes de los museos más importantes del mundo (como el Musée d’Orsay de París, el Metropolitan y el Guggenheim Museum de Nueva York) y está pensada para hacer descubrir al público las dos personalidades artísticas en sus respectivos papeles y en su fundamental aportación al nacimiento y el desarrollo del Neoimpresionismo, que se difundió rápidamente en Francia y en Bélgica.

 

Georges Seurat Paysannes au travail 1882-1883 , óleo sobre lienzo 38,5x46,2 cm New York, Solomon R. Guggenheim Museum Solomon R. Guggenheim Founding Collection, Donación, Solomon R. Guggenheim (41.713)
El recorrido está organizado según un desarrollo temático en siete secciones que sitúa las más de 70 obras en su contexto histórico, en una coherencia cronológica que permite seguir la evolución estilística del Neoimpresionismo. Además, una obra italiana (de autores como Balla, Previati, Russolo y Longoni) completa cada sección para subrayar la confluencia de los intereses europeos durante aquel periodo, particularmente rico en innovaciones estéticas.

El recorrido empieza con “Seurat y Signac antes del Neoimpresionismo”, con obras anteriores a su encuentro en 1884. Estos dos artistas, a pesar de sus diferencias, comparten el gusto por el rigor científico (se interesan por la óptica y la percepción de los colores) de la modernidad y, sobre todo, la ambición de estar en la vanguardia.
Siguen las “Periferias” que en la mayor parte de las grandes ciudades del siglo XX se expanden y se convierten en protagonistas. También los parisinos buscan nuevos entretenimientos en las riberas del Sena, y así Signac descubre en Asnières el gozo de la navegación y de la pintura “en plein air”. Poco distante se encuentra la isla de la Grande Jatte, elegida por Seurat para su cuadro considerado el icono del Neoimpresionismo, Un dimanche après-midi à l’île de la Grande Jatte (1884-86), donde el autor lleva a la práctica el principio fundamental de la división del color: mediante pequeños toques de colores puros, se deja a la retina del espectador la tarea de formar, en una visión a distancia, la mezcla de los tonos cromáticos.

Camille Pissarro Briqueterie Delafolie à Eragny 1886-1888, óleo sobre tela, 57,8x71,8 cm Colección privada
Los jóvenes pintores neoimpresionistas no reniegan la herencia de sus hermanos mayores, los impresionistas, manteniendo el gusto por el análisis y la traducción de la luz de la Île de France. Así, en la sección “Las estaciones y los trabajos”, se admiran los paisajes animados a menudo por figuras humanas de Camille Pizarro, Albert Dubois-Pillet y Henri Edmond Cross, de los belgas Henry Van de Velde o Theo Van Rysselberghe y del holandés Jan Toorop. Pero hay otros pintores en los que figura una preocupación de tipo social: el belga Constantin Meunier es un precursor en este campo seguido por Georges Morren, y, en Francia, por Maximilien Luce, quien se convierte en el poeta del mundo obrero.
Gracias al desarrollo del ferrocarril, los parisinos descubren la fascinación de las playas normanas y bretonas, de lo cual da fe la sección “Seurat-Signac: Marine”.
Y después de los paisajes, ahí está la “Ciudad”, la París de finales del siglo XIX con sus enormes obras de reestructuración del Les Halles y construcción de la Tour Eiffel. Pero para los artistas París evoca principalmente el atelier, donde las modelos posan y se elaboran las composiciones más ambiciosas, amén de ser el lugar de diversiones y tertulias, donde los artistas se encuentran en los cafés, van a locales nocturnos y asisten a espectáculos de moda: el circo, el cabaret y, sobre todo, el Can-can, como atestiguan los dos estudios de Seurat más importantes, excepcionalmente en exposición: Etude pour Le Chahut (1889-90) y Le Chahut Etude (1889-90).

No falta el tema de los “Retratos”, tanto en las grandes composiciones como en los muchos de tema familiar, y la exposición concluye con la sección “Después de Seurat: Marine”. A la muerte de Seurat, encabeza el Neoimpresionismo Signac, quien descubre en 1892 Saint Tropez y transcurre allí la mayor parte del año. Su técnica evoluciona hacia una libertad mayor; sus obras asumen la forma de mosaicos y cobran fuerza y sencillez mayores como en la furia cromática de Voiles et pins (1896), donde el estudio del color puro predomina sobre el análisis de la luz y anuncia el Fauvismo: da comienzo una nueva historia, la de las vanguardias del siglo XX.

Paul Signac Femme se coiffant. Opus 227 (arabesques pour une salle de toilette) 1892, encausto sobre tela aplicada, 59x70 cm Colección privada
Dos secciones de la exposición están dedicadas a la fotografía en color (con Silvana Turbio como curadora) y a la profundización en las teorías del color (curaduría de Francesca Valan). Se exponen unas 20 autocromías, “fotografías del color” realizadas por los hermanos Lumière a comienzos del siglo XIX, que se aproximan a los cuadros impresionistas tanto por los temas como por la búsqueda cromática. En esta sección es posible llevar a cabo hacer auténticos experimentos visivos, ejercicios que ayudan a “ver” las vibraciones luminosas y a comprender la investigación de los neoimpresionistas. Al final del recorrido el visitador puede participar en la divertida interpretación colectiva de la Grande Jatte de Seurat poniendo en la versión gráfica de esta pintura una bolita adhesiva, es decir, su “puntito cromático”.


Más información

Georges Seurat, Paul Signac e i neoimpressionisti

 

 

Volver
© 2006 - 2014 Huma3.com - Todos los derechos reservados